Boletín Julio 2016


Este boletín está dedicado a nuestros 24 estudiantes que alcanzaron su meta en la Promoción “Centenario de la Compañía de Jesús en Venezuela”, esperando que continúen consiguiendo sus sueños

“Sigue aunque todos esperen que abandones”

Rosita empezó como voluntaria de OSCASI y ahora es pastoralista de nuestras escuelas, por ello nos comparte su vivencia:

“Soy voluntaria de OSCASI, preparo a los niños para recibir sus sacramentos, Bautizo, Primera Comunión y Confirmación, junto con mi gran compañero y amigo Gregorio Uzcátegui.

Hace cuatro años comencé con el Padre Miguel Centeno la formación humana y cristina ‎en las escuelas de OSCASI, él actualmente sigue con nosotros dando la misa de Bautizo y Comunión. Lo más bello de este servicio es que tú crees que estas ayudando a los demás, y cuando te das cuenta ellos son los que te hacen ser una mejor persona.

Hay anécdotas lindas y otras no tanto. Cuando les hablas a los niños de un Dios que todo lo puede, ves en sus rostros algo de duda, porque viven situaciones difíciles. Pero también te da risa, porque son geniales, algunos desisten de estar en clase y al rato lo ves regresar.

Este año tuvimos‎ 11 bautizados, 22 niños que hicieron la primera comunión y 10 confirmados. Tenemos muchas formas de hacer voluntariado pero no dejen de vivir la experiencia tan hermosa de conocerlos y compartir tu tiempo con ellos.

Anímate, únete al voluntariado de Pastoral y de las Mamas Lectoras… Hay una frase de la madre Teresa de Calcuta, que me encanta, -sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti-… sigan ayudando a OSCASI, para que nunca se oxide. Y a OSCASI nunca abandones ¡gracias por existir!”

Rosa De Abreu
Pastoralista de OSCASI


OSCASI es un referente importante en mi vida de jesuita

El Padre Miguel Centeno s.j. ha participado en la pastoral y la preparación para los sacramentos de nuestros alumnos desde hace algunos años y nos cuenta su experiencia:

“Realmente, para mí OSCASI ha significado un verdadero encuentro con muchos hermanos y hermanas de muy variados contextos y con experiencias de vidas muy diversas que afinaron mi sensibilidad y apuesta por los más vulnerados de nuestra sociedad. Lo hermoso fue descubrir que en eso nos encontrábamos muchas personas con una alta sensibilidad social, con las que vamos compartiendo sentires y experiencias. Algunas de ellas de nuestro querido Colegio San Ignacio y otras vinculadas a organizaciones aliadas.

OSCASI fue y sigue siendo un referente importante en mi vida de jesuita y de cristiano que quiere hacerse hermano de sus hermanos, con una especial mirada y cuidado a aquellos que están más necesitados de una palabra amiga, un trato cercano y una presencia humilde, discreta y sencilla como la que nos enseña con su modo nuestro Dios y Señor.

Hablar de mi experiencia de OSCASI es recordar horas de preparación compartida de Pastoral con un equipo muy bello de compañeros; tiempo de relación cercana, cálida y sencilla con nuestra gente queridísima de las Escuelas Alternativas y de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen: directores, promotores de las escuelas, pastoralistas, feligreses, representantes y nuestro equipo extraordinario de la oficina, sin poder dejar de lado a todos nuestros colaboradores voluntarios; tiempo de ratos densos y benditos de acompañamiento espiritual, de consejos, de conocer vidas, de visitar hogares en muchos rincones de la temida Petare, de encontrarme de frente con la dureza de vida de muchos de nuestros niños y jóvenes, de prepararme para ayudarles mejor con cursos y diplomado; en fin, un bendito y agradecido tiempo de gracia divina en mi vida”.

Padre Miguel Centeno
Sacerdote Jesuita


Hemos aprendido muchísimo de cada niño

Macu es voluntaria de las Mamás Lectoras, pero además este año fue elegida como la Madrina de la promoción:

“La experiencia con las Mamás Lectoras ha sido muy bonita, primero porque hemos aprendido muchísimo de cada niño, conocerlo, saber su historia, para luego poder ayudarlo en lo que nos pide y estar con él.

Nos ha dado una gran alegría por dentro. Cuando bajo de las clases, me siento contenta, a pesar de las adversidades y las dificultades a nivel de país, donde crees que no puedes hacer nada, cuando bajas de Petare sientes que has hecho algo, te sientes llena, contenta y esa alegría viene de sembrar algo que es mutuo, yo les doy lo que tengo y ellos me dan a mí lo que tienen.

Me sentí contentísima de ser la madrina de la promoción, porque había niños que empezaron con nosotras a leer y verlos ahí culminando la primaria me dio mucha alegría; pero también es mi responsabilidad como madrina rezar por cada uno de los graduandos para que les vaya bien, mi compromiso además de todo es pedir por ellos y tengo fe de que de que van a ser buenos estudiantes y van a salir adelante, porque si lo lograron aquí, lograrán lo demás.

Macu Guareschi
Voluntaria de OSCASI


Me encantó estudiar aquí

Harolin realizó este año sus sacramentos en OSCASI, desde el Bautizo, Primera Comunión y Confirmación y formó parte de los graduandos:

“Me encantó la preparación para mis sacramentos, me gustaban las clases y la pasé bien con mis compañeros. Aprendí a conocer a Dios como nuestro papá y creador de todo.

La graduación fue la despedida de mis compañeros porque no los voy a ver más, estuvimos juntos desde segundo grado, fueron cinco años con ellos y me duele dejarlos.

Me encantó estudiar aquí, me encantaron los paseos y todo lo que hacían. Le agradezco a OSCASI y a las maestras por habernos apoyado para lograr esta meta, si no fuera por OSCASI no pudiera haber estudiado, porque en otras escuelas no me recibían por mi edad y con OSCASI lo pude lograr, eso lo voy a recordar hasta el final de mi vida.

Quiero seguir estudiando y convertirme en chef. Desde pequeña me gusta la cocina y siempre le ayudo a mi mamá para poder aprender. Lo que más me gusta cocinar es arroz con pollo y ensalada ¡eso me encanta! También me gusta hacer tortas”.

Harolin Vande, 13 años
E.A. Beatriz Castillo


No hubo nada que no me gustara de estudiar aquí

Jhonny es uno de los graduandos de la promoción, quien además recibió Mención Honorífica por su rendimiento académico:

“Me siento bien por llegar hasta aquí y con la ayuda de OSCASI mucho mejor. Me emociona graduarme porque veo todo lo que he logrado, gracias a mi mamá, a mis profesoras, a la directora, a OSCASI y sobre todo a Dios, porque sin él tampoco seríamos lo que somos, él fue quien cultivó esta semilla que está germinando en nosotros.

OSCASI para mi es lo mejor que existe, porque sin OSCASI no me hubiera podido graduar, no podría dar este gran paso que di para poder continuar mis estudios, no hubo nada que no me gustara de estudiar aquí.

Quiero mejorar mi país y dar el ejemplo a otros niños, porque con el ejemplo es la mejor forma de enseñar.

Yo le diría a otros niños: no crean en las personas que les dicen que no estudien, esos no son amigos, porque un amigo les diría estudia, se responsable, mira a ese amigo que da buenos ejemplos, no se dejen guiar por las personas que no tienen interés en ser alguien mejor y solamente son una carga para el país”.

Jhonny González, 15 años
E.A. Nuestra Señora del Carmen