Boletín Octubre 2018


Nuevos retos 

Comenzar, dar principio a algo, siempre implica un esfuerzo y en la realidad que hoy vivimos puede estar acompañado de mucha incertidumbre. Pero en nuestro caso, arrancar este año escolar 2018-2019 supone sobretodo llevar a cabo tareas con mucha ilusión. La adversidad lejos de aislarnos nos ha invitado a conectarnos con otros que también están haciendo cosas e identificar nuestros puntos de encuentro para entender nuestra misión conjunta.

Este año daremos inicio, junto con FUNDA EN SALUD, al programa de Salud OSCASI  que pretende beneficiar a toda la comunidad que integra nuestra organización (estudiantes, docentes, personal obrero y administrativo) para que cuenten con las herramientas necesarias para entender la importancia de cuidarse. También, se realizarán Jornadas de Salud multidisciplinarias en las que pasarán por un diagnóstico antropométrico, se practicarán exámenes de laboratorio y además se impartirán talleres que transmitirán conocimiento sobre el agua, higiene corporal y bucal, manejo de alimentos, nutrición y otros temas que surjan atendiendo las necesidades de nuestra población.

Otra incorporación importante a nuestro equipo, son las Trabajadoras Sociales y el Psicólogo, que estarán apoyando las labores en las escuelas haciendo seguimiento de casos que necesiten ser resueltos más allá de las competencias de un docente, con el objetivo de cuidar a los miembros de nuestra comunidad que se encuentren en un estado de vulnerabilidad.

Se continuará trabajando con la colaboración de nuestros voluntarios, afianzando alianzas con otras instituciones que trasciendan las acciones colaborativas y se transformen en compromisos estables.

Inicio de

actividades


Talleres y Convivencias

Estamos atravesando un período que exige un alto grado de compromiso a quienes realizan trabajo humanitario y social para llevar a cabo su misión. Se espera de ellos que tengan fortaleza interior, flexibilidad para afrontar estos tiempos y autodisciplina para que la realidad no los sobrepase. Pero lo cierto es que no están exentos de ser permeados por el entorno y sufren las mismas angustias que otros. Es importante que su lugar de trabajo sea siempre un sitio donde se acuda con ilusión.

Es por esta razón que buscamos fortalecer y acompañar a quienes realizan su labor en nuestra organización mediante talleres y convivencias que nos ayuden a trabajar desde lo que tenemos, brindándonos la oportunidad de conocer nuestros talentos individuales para potenciar al equipo; dar espacio al trabajo de lo emocional y espiritual; procurando el diálogo y el trato sano y humano.

Esto ha sido posible gracias al Padre Miguel Matos, S.J., la Hna. Chala y la Lic. Cecilia Ray que han ofrecido sus conocimientos y su tiempo para guiarnos en el maravilloso camino de dar, entendiéndonos como simples instrumentos para la realización de la obra de Dios.

Profesores de

Oscasi


Yo soy OSCASI

“Mi nombre es Narvis Paraco, tengo dos hijos, uno de 12 y otro de 23, también tengo un nieto de 4 meses  y desde hace 7 años estoy en OSCASI aportando mi granito de arena como profesora de 5to grado. Antes de llegar a la organización yo trabajaba con niños de la comunidad de la parte alta de La Cruz (Petare) como maestra de Tareas Dirigidas. Cuando entré a la Escuela Beatriz De Castillo no tenía la experiencia en atender niños desescolarizados. Trabajando con ellos aprendí de su necesidad de educarse pero sobretodo de afecto, de amor. Poco a poco fui haciéndome de herramientas que me ayudaron a desenvolverme como docente, aparte de trabajar con ellos en las áreas de lenguaje, lectura y matemáticas también toco la parte emocional. Este trabajo no es fácil pero la motivación  son los niños que al llegar aquí quieren prepararse y también esos niños que ya pasaron por mi aula y que están cursando tercer o cuarto año de bachillerato. Cuando los veo pienso que si se puede. Por otro lado, llegar a la escuela y compartir con el equipo (mis compañeras de trabajo y el director) es para mí estar en familia, la unión que tenemos es muy fuerte. Mi misión es formar a los niños para mostrarle mejores caminos, no sé si todos puedan llegar a tener una profesión pero si un oficio que los ayude a desenvolverse en la vida.  Yo sueño, deseo para mis hijos, mi nieto y los niños de OSCASI que crezcan y puedan formarse, que no se queden estancados”.

Narvis Paraco

Profesora de 5° grado


HUELLAS y OSCASI de la mano

“​Desde el 2017 fui destinado por el P. Provincial, Rafael Garrido, a asumir la Dirección Nacional del Movimiento Juvenil Cristiano Huellas – A.C. HUELLAS. Soy un neosacerdote, ordenado en el 2015, Licenciado en Educación Mención Filosofía, en la UCAB, con estudios en informática, teología y psicología social.

En el trienio 2017 – 2020, en Huellas tenemos como horizonte formar líderes juveniles para que ejerzan su acción creativa, alegre y enérgica en contextos sociales, ciudadanos, y económicos, inspirados por las enseñanzas fundamentales del Primer Caminante, Jesús de Nazaret, en alianza con diferentes organizaciones; en Huellas queremos construir redes de incidencia que  impacten en contextos locales e impulsen desarrollo humano y local.
Desde mis capitales humanos, espirituales y profesionales, y orientado por a Planificación Estratégica, entiendo que mi trabajo es “pastorear” la “gran familia Huellas” para que siga con su misión salvadora de jóvenes. En las visitas a las diferentes zonas del país, he escuchado a jóvenes compartir cómo Huellas les ha girado su trayectoria de vida, cómo el paso por Huellas les ha llevado a crecer y encontrar su camino de bien, fraternidad, productividad y justicia.
El Campamento Nacional Huellas Verdes, realizado desde el 3 al 8 de agosto de 2018, en las instalaciones del Colegio San Ignacio, y con el apoyo de OSCASI, es una de las experiencias que transforma vida en Huellas. En ese campamento los jóvenes crearon lazos sociales con pares de diferentes regiones de Venezuela, vivieron espacios de oración, eucaristía y examen ignacianos cargados de símbolo, música, y relatos bíblicos inspiradores; asimismo, discernieron su proyecto de vida, reflexionaron sobre la familia, ecología, y situación sociopolítica venezolanas; a fin de diseñar trayectorias de acción que pudiesen poner en práctica en sus contextos locales, con el apoyo y orientación de asesores adultos.
En Huellas creemos que los jóvenes son agentes de transformación, ciudadanos juveniles, que con pequeñas acciones construyen bien común en sus comunidades. Los jóvenes que participaron en e​l campamento salieron felices, con el corazón animado, y con esperanza de que la vida en Venezuela es posible, y que sus vidas son un tesoro que hace que este país tenga esperanza.
Gracias a Oscasi por todo el apoyo que nos brindaron al prestarnos sus instalaciones para uno de lo servicios fundamentales del Campamento. En especial, vaya mi agradecimiento a Mafer, quien con sus orientaciones nos ayudó a ser y trabajar mejor en los espacios​”​.

P. Robert Rodríguez S.J.