La mejor escuela en la que he estudiado

Abr 29, 2016 | Escuelas Alternativas

angel-alvarado2Ángel tiene 13 años y estudia 4° en la E.A. Nuestra Señora del Carmen. Su papá es maestro de obra y su mamá tiene una condición física que no le permite trabajar; es un niño humilde y amable con todos.

“Yo vivo por la Rubia, en Guaicoco de Petare. Viví nueve años en Pan de Azúcar Nacional en Los Teques, allá es un barrio peligroso, más peligroso que este. Allá todos los días echaban tiros, allá todos hablaban malandreado -calé- como se le dice. Y antes de vivir ahí vivíamos en el 70 de El Valle, zona donde todos los días matan una persona, más peligroso que esto. Ahora donde vivo es más tranquilo, más agradable y menos peligroso.”

“En día de escuela me levanto a las cuatro de la mañana, me baño, me visto, a veces hago el desayuno y a veces lo hace mi mamá. Salgo de la casa a las seis de la mañana y me vengo a la escuela en camioneta, voy llegando como a las 7y15, cuando se me hace tarde llego a las 7y30, pero siempre llego. Hubo una semana que no pude venir porque estaba lloviendo mucho y se desbordó el río por Mesuca, la calle se abrió y no podía salir porque la estaban arreglando”.

En su casa ayuda a su mamá con los quehaceres, “yo limpio, friego, barro, yo lavo mi ropa, hago mis oficios, arreglo mi cama y mantengo mi cuarto ordenado”. En su tiempo libre es apasionado por la música. “Yo soy guitarrista, aprendí solo con una guitarra vieja que me regaló mi papá, tenía una sola cuerda y yo mismo la arreglé. Después me metí en un curso de guitarra y fui mejorando. Me gusta tocar bachata”.

Ángel cuida su futuro. “Yo no soy como otras personas de por aquí que piensan: -cuando sea grande quiero andar con una pistola-, veo las drogas y a mí no me gusta eso, si me dicen fúmate un tabaco les digo, fúmatelo tú, yo no quiero”.

“En un futuro quisiera estudiar electrónica para aprender a reparar aparatos eléctricos, que si a alguien de mi familia se le daña algo, yo lo pueda reparar. Quisiera trabajar en la ensambladora de electrodomésticos más grande de Venezuela y tener la posibilidad de poder regalarles a mi familia una cocina, una nevera si lo necesitan.”

OSCASI es el puente entre Ángel y sus sueños. “Esta es una escuela buena, que ayuda a sus estudiantes, no rechazan a nadie por la edad como otras escuelas, es la mejor escuela en la que he estudiado. Aquí nos dan cosas que no dan en otro lado, es algo que no se ve todos los días”.

 

Ángel Alvarado, 13 años – E.A. Nuestra Señora del Carmen, 4° A